¿Debo evitar productos con parabenos y/o alcohol?

El alcohol y/o parabenos son ingredientes polémicos que están asociados a una serie de efectos adversos. Sin embargo, su presencia en las formulaciones no es al azar.
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Estos ingredientes cumplen un rol específico dentro de cada formulación y pueden ser utilizados en porcentajes establecidos bajo una estricta regulación internacional, la cual permite su uso seguro en cosmética.
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Ambos ingredientes, lideran los listados de los compuestos más demonizados en la industria cosmética y muchas veces tomamos como la mejor opción aquellos que indican "paraben free" o "alcohol free" sin analizar la formula total del producto y desconociendo su función dentro un cosmético.
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Pero, ¿qué significa eso exactamente? ¿Qué son los parabenos y son realmente malos para la piel? ¿Un producto con alcohol siempre es dañino o de mala calidad?

Comencemos con los parabenos. Primero debemos entender que los parabenos son uno de los conservantes que se han utilizado por décadas en la industria cosmética para que los productos no se contaminen (microbiológicamente). Por lo tanto, su función general se resume en ayudar a que nuestros favoritos se puedan mantener en buen estado por mucho más tiempo, evitando infecciones en la piel.
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
 Aunque debido a su mala fama ya casi no se utilizan, los encontrarás en las listas de ingredientes con la terminación "-paraben", siendo los más comunes: metilparabeno, etilparabeno, propilparabeno y butilparabeno.
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Cabe destacar que su uso es seguro, siempre que el producto esté formulado bajo la regulación sanitaria correspondiente. En general, se utilizan debajo del 1% para conservar la mayoría de los productos de manera efectiva. Además, pocas personas son alérgicas a ellos, por lo que su uso es muy seguro. De hecho es de los conservantes que menos alergias provoca en la piel. 
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Entonces, ¿por qué se han ganado la reputación de ser un ingrediente a evitar?
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
A finales de la década de 1990, un estudio encontró que los parabenos tenían un efecto estrogénico muy débil en ratas, y la exposición excesiva a los estrógenos (hormonas sexuales femeninas) está relacionada con el desarrollo de cáncer de mama. Un estudio publicado en 2004 por científicos de la Universidad de Reading encontró cantidades muy pequeñas de parabenos en el tejido tumoral de mama humano. Esto fue ampliamente informado y mal interpretado en los medios de comunicación. Sin embargo, desde que salió el informe, muchos científicos han notado que el estudio en realidad no mostró un vínculo entre los parabenos y el cáncer de mama por lo que no existe evidencia suficiente para respaldar aquello.
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Frente a lo sucedido, ya casi no se utiliza este tipo de conservantes (tampoco en cosmética coreana) ya que la palabra por sí sola, genera un poco de desconfianza y actualmente se utilizan algunas alternativas de origen más natural que, si bien no son tan efectivas como los parabenos, se ajustan a las preferencias actuales de los consumidores.
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Por otro lado, el Alcohol es otro ingrediente que tampoco goza de muy buena fama, pero su uso en cosmética es bastante variado. Este, se utiliza como disolvente, conservante y también como vehiculizante.
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Esto quiere decir que se utiliza para aligerar textura de los cosméticos, así como también para favorecer la absorción de otros activos en la piel. Además, por su cualidad antiséptica es un buen conservante. 
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Si bien, el alcohol presente en las formulaciones bajo los nombres: Alcohol Denat, Alcohol, Ethanol, Isopropyl Alcohol, poseen capacidad irritante, más aún en aquellas pieles sensibles que son más permeables, lo mejor es no es evaluar la fórmula completa antes de descartarlo por completo.
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
¿Puedo utilizarlos en mi piel?
La respuesta es sí, siempre a tolerancia personal.
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Ambos ingredientes son seguros de usar siempre que el cosmético sea formulado y aprobado según las regulaciones correspondientes.
La tolerancia a estos u otros ingredientes es personal. Por lo tanto, la única manera de saber si nos funciona, es testeando previamente.
En piel sensible se recomienda evitar el alcohol para minimizar la posibilidad de irritar la piel. Sin embargo, lo correcto es siempre analizar la fórmula completa.
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
¿Y tú, sabías la función de estos polémicos ingredientes?

 

Deja un comentario