Incluye tus pasos correctamente con la Pirámide del Skincare

¿Comienzas tu rutina de cuidado y no sabes por dónde empezar?, entonces con guíate con nuestra pirámide del skincare para que nunca falles a la hora de armar tu rutina. 
Con el “boom” de los 10 pasos, y el entusiasmo que provoca ver los cambios que se logran al iniciar una rutina con cosmética coreana, muchas personas comenten el error de incluir todos los productos nuevos a la vez, y peor aún, los usan todos con la misma frecuencia. 


¿El problema? Es que muchas veces omiten el test de parche y olvidan dejar un espacio suficiente entre cada producto nuevo que agregan, exponiéndose a frustraciones por no alcanzar un resultado en  corto plazo, e incluso a dermatitis de contacto que se manifiesta con la aparición de sarpullido (o granitos rojos) cada vez que la piel entra en contacto con la sustancia irritante.

Así que prepara tu celular y guarda esta imagen para cada vez que tengas dudas sobre cómo empezar tu rutina.

DIARIO: Para comenzar, queremos recordar que los 4 pasos básicos y de uso diario siempre serán tus limpiadores (acuoso y oleoso), tónico, hidratante y protector solar. Con estos simples pasos, tienes todo lo necesario para que tu piel comience a estar completamente sana y radiante. 

Mientras que el contorno de ojos, sérums, esencias o ampollas, son pasos extra que siempre vienen bien una vez que sabes elegirlos correctamente. Cualquiera de ellos también los puedes agregar a tu día a día si sientes que  tu piel se beneficia con el uso de alguno de ellos. 

SEMANAL: En los 10 pasos de la rutina coreana, los exfoliantes y mascarillas son esos infaltables que amamos. Sin embargo, no todos ellos están formulados para ser utilizados diariamente.

Si estás frente a un exfoliante de gránulos tipo “scrub” puede ser realmente abrasivo para tu piel, y  dependiendo del tamaño del grano y de la superficie, pueden llegar a producir microfisuras e incluso desatar inflamaciones e irritación. Pero aunque los peeling-gel sean una opción mucho más gentil, también están dentro de la categoría de exfoliantes físicos que elimina las células muertas del el estrato corneo mediante arrastre, frotado o fricción. Entonces, si abusas de este método, ni la fórmula más suave te salvará del daño. 

En el caso de exfoliantes químicos el panorama cambia un poco, si bien con 1 vez a la semana ya estarás ayudando bastante, no hay problema en incorporar más veces a la semana algún ácido siempre que tu piel lo tolere. 

En el caso de mascarillas de enjuague (wash-off) basta con que las utilices una vez por semana. Al ser principalmente de limpieza profunda, son un complemento a tu rutina de limpieza normal, por lo tanto, no debemos abusar de ellas. Recuerda que limpiar más de lo debido podría dañar la barrera protectora de tu piel, y eso es lo que siempre debemos evitar. 

Si usas mascarillas de tejido o nocturnas (sleeping mask) puedes ser mucho más flexible. Si bien son un paso que siempre recomendamos al menos una vez por semana, aquí es el momento en que te decimos que puedes incluirlas las veces que quieras sin seguir reglas. 

MENSUAL: Si está a tu alcance y lo disfrutas, hacer un tratamiento facial intensivo de la mano de profesionales es una gran opción. Sin embargo, aunque puede ser de gran ayuda para conseguir tu objetivo, no es algo imprescindible a la hora de cuidar tu piel ¡No te preocupes! 

Lo que sí viene bien y está al alcance de todos,  es organizar tus productos de cuidado al menos una vez al mes.

Revisar aquellos que llevan abiertos más, confirmar que su fórmula y textura se encuentren en buen estado, es algo de lo que siempre deberíamos estar pendientes. No te olvides que una vez abierto, cada producto tiene una fecha límite de uso, por lo que recomendamos que priorices el uso de aquellos que llevan más tiempo en uso para que no dañes tu piel con productos vencidos.

ANUAL: Cuidar la piel va más allá de incorporar productos de cuidado. Visitar un dermatólogo es a la clave para mantener la piel sana y prevenir enfermedades más graves.

Cada uno de ellos se encuentra capacitado para examinar, evaluar y tratar diversas alteraciones de la piel y proporcionar servicios médicos preventivos para cualquiera de las afecciones que se presenten, ¡No te descuides!