¿Piel sensible y/o estresada? ¡Alivia tu piel con estos ingredientes!

Cuando mencionamos “piel sensible o estresada” no siempre hacemos referencia a pieles con alguna patología que necesite supervisión médica como el acné o la rosácea. La sensibilidad es una condición mucho más amplia y bastante común que se puede manifestar en cualquier tipo de piel. 
 
Si bien no hay una guía exacta, la podemos identificar fácilmente ya que se enrojece e irrita con frecuencia, siente picazón, tirantez o molestias tras usar algún cosmético. Es mucho más permeable, reactiva y propensa a tener reacciones adversas o alérgicas a ciertos ingredientes y su función barrera está debilitada por lo que la deshidratación es bastante frecuente. 
 
Existen factores externos que pueden estresar o alterar el estado de nuestra piel, hay pequeños detallitos a los que podemos prestar atención a la hora de armar nuestra rutina. Por ejemplo, revisar las formulaciones completas para evitar el uso o abuso de ciertos ingredientes como el alcohol, perfumes o aceites esenciales.
 
Otro punto es prestar atención a tus productos de limpieza. Además de revisar su pH, elige formulaciones gentiles y aptas para rostros más delicados. Si usas aguas micelares acompaña su uso con un algodón suave para evitar que tu piel se irrite al frotar ¡y no te olvides de enjuagar! ¿Qué hay con la doble limpieza? Hazla sólo si tu rostro lo tolera. De lo contrario, mejor espera hasta que puedas fortalecer tu piel.  
 
Menos, es más. Hidrata a diario con fórmulas simples y que estén enriquecidas con ingredientes capaces de aliviar tu piel. Junto a eso, no te olvides de considerar aquellos que sean capaces de fortalecer tu barrera protectora. De esa manera, poco a poco lograrás dar con la combinación perfecta y conseguir un rostro mucho más saludable. 
 
Así que si quieres saber qué ingredientes te ayudarán a calmar, aliviar y/o descongestionar tu piel, toma nota de la selección de infaltables que tenemos para ti:
 
Centella asiática: Este popular ingrediente se ha utilizado en la medicina tradicional durante años. Es una planta medicinal con propiedades ideales para mejorar pequeñas heridas, quemaduras, rasguños y también, como un gran antiinflamatorio que gusta mucho en pieles sensibles o estresadas.

 

Aloe vera: El aloe vera es uno de los ingredientes con propiedades descongestivas más populares y utilizados dentro de la cosmética coreana. Es un gran aliado hidratando la piel y desinflamando.  Junto a lo anterior, se le atribuyen propiedades que ayudan a la cicatrización de heridas y a la regeneración de la piel en general.

 

 

Niacinamida: Es de nuestros antioxidantes favoritos ya que posee propiedades antiinflamatorias y ayuda con las rojeces. Por si fuera poco, estimula la síntesis de ceramidas lo cual es perfecto para fortalecer la barrera y prevenir la pérdida de agua. ¿Algo más que nos encante? ¡Claro que sí! Ayuda a regular el sebo y con la hiperpigmentación ¿qué mejor?

 

 

Ceramidas: Este popular y querido ingrediente corresponde a lípidos que se pueden encontrar de forma natural en la capa externa de nuestra piel. Junto a los ácidos grasos y el colesterol, actúan como un cemento entre nuestras células que permite reparar y mantener la barrera cutánea mucho más fuerte y sana, así  prevenir la pérdida de hidratación y otras alteraciones de la piel.

 

Guaiazuleno: Además de un color hermoso, este ingrediente posee propiedades antiinflamatorias, antialérgicas, antibacterianas y calmantes. Ayuda a combatir la inflamación y el enrojecimiento, por lo que es el complemento perfecto para las personas con piel más sensible y son excelentes como tratamiento localizado.

 

 

Recuerda que cada piel es un mundo diferente, por lo que las sensibilidades son personales y nadie conoce mejor que tú qué producto e ingredientes son los más adecuado para tu tipo de piel.

Deja un comentario