6 consejitos piel seca o deshidratada

Cuando estamos frente a una piel seca, sabemos que lo que necesitamos es mucha hidratación. Este tipo de piel posee una escasa producción de sebo. Por lo general se siente tirante, podemos percibir la falta de elasticidad, posee un aspecto opaco y una sensación de picor o enrojecimiento ocasional.

Sin embargo, las pieles deshidratadas poseen características similares que suelen confundirnos un poquito. Para diferenciarlas, es importante saber que esta última es una condición que se puede revertir y se puede presentar tanto en pieles secas como en aquellas más grasas. Al tener un déficit de lípidos, no es capaz de retener el agua en la piel. Por lo tanto, se deshidrata.

Así que, si necesitas consejitos para combatir la falta de agua en tu piel, seleccionamos para que puedas aplicarlos en tu rutina lo antes posible.

  • Utiliza productos de limpieza suaves y de buen pH: Elegir el producto adecuado hace una diferencia a la hora de mantener un rostro hidratado. Al abusar de la limpieza o usar un producto inadecuado o demasiado alcalino alteramos nuestro pH y en consecuencia, la función barrera es tan deficiente que es incapaz de retener adecuadamente la hidratación.

 Si haces la doble limpieza por las noches, por la mañana basta con que limpies tu rostro con sólo un poquito de limpiador o agua micelar. Si no deja sensación de tirantez en tu piel, entonces vas por el camino correcto.

 

  • Mantén la hidratación con algunos ingredientes clave: Cuando hablamos de mantener la hidratación, es correcto pensar en aquellos ingredientes capaces de aportar agua en nuestra piel. Sin embargo, no es lo único que necesitamos para mantener un rostro saludable.

Aquí también nos referimos a los humectantes como el ácido hialurónico que nos ayudan a retener el agua en la piel, emolientes que nos suavizan y rellenan, además de los oclusivos que forman una capa protectora e impiden la evaporación del agua.

 

  • Prueba utilizando 2-3 capas de tu tónico favorito tras la limpieza: La técnica de 7 capas de tónico es algo completamente prescindible y poco práctica cuando tienes una rutina adecuada. De todas formas, cuando sientas que la piel se ha vuelto más seca, flácida o con falta de brillo, aplicar 2 a 3 capas de tu tónico favorito (sin esperar entre una y otra) es un muy buen tip para que tu piel quede mucho más elástica y radiante en pocos minutos.

 

  • Fortalece la barrera de tu piel para evitar la pérdida de agua: La capa más externa de nuestra piel tiene una serie de lípidos entre las células que, entre sus principales funciones, impiden la pérdida de agua de nuestra piel. Aquí, las famosas ceramidas tienen una gran presencia, pero no podemos olvidar el colesterol y los ácidos grasos. Por lo que, si tu piel es seca o deshidratada los siguientes productos te ayudarán a tener una barrera mucho más fuerte.

 

  • Utiliza brumas hidratantes cuando lo sientas necesario: Las brumas faciales son un paso extra pero perfecto cuando buscamos mantener un rostro hidratado en todo momento. Poseen fórmulas ricas en ingredientes hidratantes, refrescantes y revitalizantes, siendo la mejor opción durante todo el año y para llevar en todo momento contigo. Mantienen la piel fresca y equilibrada durante tanto en invierno como en verano.

 

¿Quieres conocer más de ellas? Revisa el siguiente post

 

  • Entrega un golpe de hidratación inmediato con tu sheet mask favorita: Este paso es un favorito indiscutido. Es ideal para un regalonear tu carita con muchísima hidratación y nutrición instantánea cada vez que tu piel se sienta con poca vitalidad y sequedad.
    Si bien no reemplazan a una rutina completa, siempre son bienvenidas como un complemento a ella.

 

¿Haces alguno de nuestros tips o tienes otros que desees compartir?
¡Cuéntanos más en los comentarios!

Deja un comentario