SELF CARE - LO MÁS IMPORTANTE ERES TÚ

Todos tenemos días en los que no nos sentimos lo mejor posible. Es normal sentirnos a veces que no estamos en nuestro mejor momento: emociones negativas vienen a nosotros, reduciendo nuestro ánimo y energía, y no sabemos qué hacer.

También, debido a los eventos de pandemia y confinamiento de los últimos años, empezamos a notar la importancia de las pequeñas acciones del día a día para mantenernos sanos en cuerpo y mente. Durante estos tiempos, es importante que nos cuidemos a nosotros mismos priorizando nuestro autocuidado. Pero, ¿a qué nos referimos con esto?

El término autocuidado, o selfcare, se usa mucho en la actualidad. ¿Y qué significa exactamente? Se trata de la serie de actos que realizamos de manera intencional para cuidarnos a nosotros mismo, promoviendo el funcionamiento saludable y el bienestar de nuestro cuerpo, mente y salud emocional.

En estos días de cuarentena pensamos en pequeños consejitos que pudieran ayudar a  mantener tu cuerpo y mente saludables a nosotros mismos, física, mental y emocionalmente, priorizando nuestro bienestar general. 

Son miles las actividades que pueden entrar en la categoría de autocuidado, pero en general abarcan cualquier acción que nos permita relajarnos, recargar energía, despejar la mente y conectar con nuestro cuerpo. haciéndonos sentir lo mejor posible. 

Con una pandemia que ya es parte de la nueva realidad, y un mundo cada vez más estresante, hoy te traemos algunos pequeños consejos que pudieran ayudar a mantener tu cuerpo y mente saludables y en paz.

 

No descuides tu rostro

Por si no lo sabías, los periodos de estrés son desencadenantes inmediatos de brotes o alergias. En los eventos más recientes acontecidos a nivel mundial, no es de extrañar que tantos cambios inesperados se manifiestan de diversas formas, donde por supuesto, la piel es uno de los principales afectados. 

¿Pero qué hacer si estás pasando por esto? Tener una rutina skincare simple y segura te ayudará a mantener a raya brotes y afecciones de la piel, manteniendo tu piel sana y tu barrera cutánea fuerte.

Para lograrlo, una correcta limpieza y una buena hidratación son el primer paso. Ideal será si incluyes productos ricos en ingredientes humectantes como el ácido hialurónico, perfecto para retener la humedad en la piel.  Además, puedes incluir algunos productos con propiedades calmantes como son la centella asiática o la artemisa, unos excelentes aliados para controlar los inesperados brotecitos.

Y para proteger nuestra piel, ¡no te olvides de los antioxidantes! Vitamina C, Vitamina B3 (niacinamida) o té verde por ejemplo, son uno de nuestros favoritos para estos días. Para terminar, recuerda siempre usar protector solar… ¡incluso dentro de casa!

Cuida tus manitos

El lavado frecuente de manos es una de las rutinas que se han arraigado en estos últimos años, por constituir una de las principales medidas de prevención. Y si a esto le sumamos el uso de alcohol gel de forma constante a lo largo del día, es normal que nuestra barrera protectora de la piel se vea alterada haciendo que perdamos humedad más rápido de lo normal.  

Si no cuidamos nuestras manos correctamente, la sensación de tirantez, sequedad y picazón se harán presentes en poco tiempo. Así que en este caso, ingredientes como la urea, ceramidas o mantecas vegetales, nos ayudarán a contrarrestar el daño y mantener la piel de nuestras manos protegida y sana.

Reorganiza tu rutina

Si eres de los que tiene el privilegio de quedarte en casa para estudiar y/o trabajar, no descuides tus responsabilidades. Sabemos que no es algo fácil para todos, pero si te organizas un poquito puedes ayudar a que sea mucho más ameno. 

Dúchate como lo harías normalmente, ponte ropa cómoda pero bonita y adapta un espacio de tu hogar a tu oficina de trabajo, creando un lugar a tu gusto. Un buen consejo es evitar trabajar en tus zonas de descanso (¿aló, cama?), de esa manera le darás un empujoncito a tu mente para que puedas concentrarte y ser mucho más productivo. 

Y por último, ¡no te olvides de fijar un horario de trabajo y respetar tus momentos de descanso! Es imprescindible respetar esos momentos de recargar energía.

 

Cuídate mucho

Si tienes un poquito más de tiempo, aprovecha esta instancia para alimentarte mejor e hidratarte mucho para mantener tu cuerpo saludable. Cocina en casa en vez de pedir comida, y añade abundantes frutas y vegetales a tus comidas. Esto no significa que no puedas darte un gustito, recuerda que también es importante disfrutar de cosas ricas de comer de vez en cuando.

Y si antes tenías la excusa, tal vez sea el momento perfecto para que puedas comenzar una pequeña rutina de ejercicios. Lo importante, es que puedas encontrar algo que sea de tu entero gusto y no lo hagas por obligación. ¡Dicen que el ejercicio es una de las claves de la felicidad y en momentos de estrés puede ser de gran ayuda!

 

No te olvides del Self-Care

Recuerda, siempre trata de mantener un equilibrio entre los momentos de ocio y tus responsabilidades. Desconéctate viendo tu serie favorita (Nosotros te recomendamos Itaewon Class en Netflix, una serie surcoreana.. ¡excelente!). También puedes hacer algún curso de algo que te apasione, aprovecha de reencontrarte con un buen pasatiempo,  o simplemente toma una siesta y descansa.

Sabemos que no todos tienen las mismas posibilidades, pero siempre mantén tu mente positiva o ayuda a otros a que lo estén.

Estar aislado no es estar solo y entre todos podemos apoyarnos. 

Deja un comentario