Infaltables para limpieza de poros y prevención de puntos negros

 

Sin duda, los poros dilatados y puntos negros son una de las preocupaciones más frecuentes.

Con lo primero, debemos tener en claro que hay factores genéticos contra los que no podemos luchar y no hay nada de malo con aquello. Sabemos que su tamaño es un complejo para muchos, pero no deberías exigirte demasiado, pues los poros son parte de todos y es absolutamente normal tenerlos.

Puedes leer más en el post: ¿CÓMO MEJORAR LA APARIENCIA DE MIS POROS?

⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

Sin embargo hay pequeños hábitos e ingredientes clave con podemos mejorar su apariencia y al mismo tiempo, prevenir la aparición de puntos negros ya que estos se forman principalmente por la acumulación de sebo (grasita) y fibras de queratina al interior del poro. Por lo tanto, mantenerlos despejados es clave para la prevención de ellos.

⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

Así que para poner manos a la obra, sólo necesitas tener en consideración este "Kit" de ayuda con los siguientes pasos, productos e ingredientes infaltables:

Doble limpieza: Para realizarla necesitas dos limpiadores. Es decir, uno de base oleosa (agua micelar, aceite de limpieza o bálsamo) y también un limpiador a base de agua (en polvo, espuma, tipo gel, etc) para disolver cada sustancia con lo más a fin. Es decir, un producto de base oleosa podrá atraer a todos los residuos oleosos que se encuentran en nuestra piel, como lo es el maquillaje, los restos de protector solar y sebo acumulado durante el día. Mientras que los limpiadores acuosos, eliminarán aquellas impurezas a base de agua como el sudor, suciedad y cualquier otra impureza extra que nos quede por ahí.

⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

Mascarilla de arcilla: Este paso se incluye tras la limpieza y es una excelente opción para ayudar controlar la oleosidad y prevenir la molesta aparición de puntitos negros. Sus ingredientes clave son diferentes tipos de arcilla y carbón que ayudan a deshacernos de filamentos sebáceos además de absorber la  oleosidad de la piel al instante. Sin embargo, para que sean 100% efectivas y no dañen tu piel, lo importante es usarlas sólo una vez por semana y en lo posible evitar dejar secar hasta el punto de sentir tu piel tirante. De lo contrario, podrían deshidratar tu piel y provocar una mayor producción de sebo a largo plazo para compensar la falta de hidratación. 

⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

Exfoliación: Cuando de exfoliación química se trata, los beta-hidroxiácidos y lipo-hidróxiacidos son los recomendados. Pueden penetrar mejor por su naturaleza liposoluble, ayudando con el exceso de sebo y limpieza más profunda de poros. Es la opción ideal si tu preocupación es el exceso de sebo o puntos negros o granitos ya que son efectivos a la hora de ablandar comedones pero además destacan por sus propiedades antibacterianas y antiinflamatorias.

⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

Hidratación con ingredientes clave: Una piel sana y equilibrada va de la mano de una correcta hidratación. No hacerlo, sólo provocará que tu piel produzca sebo de manera irregular provocando un potencial aumento en el tamaño del poro por la excesiva producción sebácea y una mayor probabilidad de que tu piel forme puntos negros. 
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

Volviendo a lo positivo, mantener los niveles de hidratación correctos ayudan a que tu piel se mantenga mucho más saludable y con una barrera más fuerte. Ingredientes multifuncionales como la niacinamida entre sus tantos beneficios contribuye a la síntesis de ceramidas que permitirá retener la humedad de nuestra piel por más tiempo, logrando también que la textura luzca mucho más lisa y turgente lo cual se traduce en una apariencia de poros difuminados ¿qué mejor?

 

Deja un comentario