¿Qué contorno de ojos es mejor para mí?

Mantener la piel del contorno de ojos con un aspecto suave, luminoso y saludable, puede ayudar a que nuestra mirada luzca mucho más rejuvenecida. Sin embargo, mientras muchos afirman que el uso prolongado de un producto específico es esencial para ver resultados a largo plazo. Otros, indican que no es nada necesario ya que puede ser reemplazado por nuestra crema de siempre si no buscamos más que hidratar.  

Entonces ¿Por qué  usar un contorno de ojos? 

Si bien es un paso extra y opcional, no todos los rostros toleran cualquier producto en el contorno de ojos. La piel de esa zona es mucho más sensible, fina y delicada que otras zonas por lo que sufre mucho más con las agresiones externas, pierde firmeza de forma más notoria, suele ser más permeable a la absorción de activos y  posee un pH más alto que el resto de la piel.  

Por todo lo anterior es que en la industria cosmética existe un producto específico para la zona, el cual tiende a ser una formulación mucho más gentil, y en muchos casos con un nivel de pH que varía entre 6.5-7.5 para que al aplicar no nos irrite ni produzca esa molestia picazón.

Sea un sérum, crema o parches para el contorno de ojos, todos tienen en común sus fórmulas enriquecidas con un alto porcentaje de ingredientes activos beneficiosos para piel de manera que puedan aportar un poquito más que hidratación a la zona.

Pero ojo, cuando hablamos de cambios, no debes olvidar que un cosmético sólo puede tratar aquellas preocupaciones que no son de origen hereditario.

¿Cuándo es el mejor momento y la mejor manera de aplicar este paso dentro de la rutina?

El mejor momento lo decides tú. NO necesitas esperar a tener más de 25 años, ni empezar a ver las primeras líneas finas en tu rostro para comenzar a usar un buen contorno. Lo importante es que ya tengas el hábito de realizar pasos básicos como limpieza, hidratación y protección solar, de manera que cuando elijas algún contorno, puedas notar algún beneficio extra a largo plazo.

Así que si no sabes cuál elegir, ni cómo usarlos correctamente, ¡revisa nuestro cuadro comparativo para que nunca más tengas dudas a la hora de armar tu rutina! 

Recuerda que para ver los primeros cambios podrías necesitar hasta 8 o 12 semanas. Y si bien en algunos casos el efecto es inmediato (como sucede con algunos parches), esa regla no corre para todos los productos. Así que no te desanimes si han pasado un par de días y no ves cambio, no debes olvidar que todo se trata de constancia, sobre todo cuando estamos hablando de un cosmético. Por lo tanto, cada pasito extra que hagas en tu vida día a día, también ayudará a que consigas mejores resultados a futuro.  

¿Duermes lo suficiente? ¿Proteges la zona a diario con protector solar o lentes de sol cuando es necesario?