¿Es bueno combinar ingredientes?

¿Alguna vez te preguntaste qué tan bueno puede ser combinar ingredientes?
En este tema, los especialistas siempre coinciden en que no hay respuestas correctas ni incorrectas, ya que la única respuesta segura siempre estará en tu propia carita. 
Cada piel es única y toda la vida está en constante cambio. Es por eso que la tolerancia a ciertos ingredientes y concentraciones nunca será igual para todos.



Todas las combinaciones son posibles si tienes un objetivo claro, si conoces bien tu piel, su tolerancia, y si estos productos o ingredientes se potencian o realmente potenciarán tu rutina. 

Si tienes lo anterior claro y ya estás con varios productos nuevos que te interesa probar, ¡no te olvides de hacer test de parche! Si todo sale bien, entonces continúa con su uso. 

Junto a lo anterior, evita a toda costa de usar todo lo nuevo o desconocido el mismo día, la clave es darle a tu piel el tiempo o espacio  suficiente para que puedas sentir si realmente le hace bien lo que estás aplicando. De esa manera, es más fácil reconocer cuando algo te da reacción. 

¿Niacinamida + Vitamina C? ¿AHA y BHA en la misma rutina? ¿Ácido hialurónico con Ácido Glicólico?

Cuando hay ácidos exfoliantes o ingredientes como la Vitamina C surgen muchas dudas. Es probable que te den ganas de tener y mezclar todo, y la verdad, es que si tu piel lo tolera no hay ningún problema. Pero, ¿es realmente beneficioso para tu piel tener todos los activos de moda en tu rutina? Si no estás segur@, entonces tal vez no los necesitas. 

Si tu piel arde, se irrita, o salen granitos poco usuales, es una señal de que el producto tal vez no es para ti.

Si bien no es algo que aprendamos de la noche a la mañana, con dedicación podrás reconocer los mejores ingredientes para ti. 

Mientras, te damos una pequeña ayudita con nuestras combinaciones perfectas para 5 necesidades diferentes. 

¿Quieres saber cuáles son? ¡Toma nota! 

 

Aprende a “escuchar” a tu piel y poco a poco encontrarás tus propias combinaciones perfectas.

¿Ya tienes las tuyas?